Pintada clásica

7:00:00 JM 0 Comments

Parece que la moda de poner el nombre en las paredes viene de lejos, como puede observarse en el muro del campanario de la Catedral de Salamanca. Claro, que si eres el campanero mayor tiene cierta justificación... Pero si se te olvida una letra, la pones encima y con falta de ortografía, quizás la pierdas un poco (aunque lo mismo en aquella época la regla ortográfica era otra...).

En cuanto a la foto, la he editado por zonas para quitar por una parte la sobreexposición del cielo que se veía por la rejilla y, por otra, para eliminar el excesivo ruido que había en la campana sin quitarle textura a la pared.



Sony A6000 | Obj. SELP18105G en 65mm | 1/500s f/4 |  ISO 400
© Jose Miguel Losa. Con la tecnología de Blogger.